No te gusta la publicidad ¡A nosotras tampoco!   :)

Pero este Blog lo hacemos un pequeño grupo de chicas con toda la ilusión del mundo y tenemos que poner muy poca publicidad para poder pagar servidores y dominios Web, Webmaster, sorteos, etc.

Por eso te rogamos por favor que consideres quitar tu bloqueador de publicidad como AdBlock para que podamos seguir con nuestra ilusión de escribir para ti.
¡Gracias! Estamos seguras que tu Karma te devolverá este buen gesto que ahora tienes con nosotras   :)

Un elegante brunch nupcial en un solo tono de color

Atrévete a organizar tu propio brunch para el día de tu boda. Puede parecer desafiante, pero una vez que lo hayas logrado quedarás satisfecha con el resultado.

Un elegante brunch nupcial en un solo tono de color

Enfocar nuestro estilo de decoración hacia una paleta monocromática puede ser muy desafiante. Pero centrarse en un solo tono es una idea extraordinaria. ¿No me crees? Sigue leyendo.

La elección del tono

Establece en primer lugar el tono de color. Te recomiendo tonos sutiles con poca saturación. Luego debes elegir las flores, los manteles y la vajilla usando variaciones del tono elegido. No olvides seleccionar un elemento de contraste, que le proporcione dinamismo a la mesa.

Una vez que elijas el tono, mezcla y combina recipientes de la misma familia de colores para agregar diversidad visual a la mesa. Opta por piezas con estampados basados en el tono de color elegido, y combinarlas con piezas de color sólido.

Los patrones y las texturas

Mezcla estilos formales con detalles informales, respetando la gama cromática elegida. Puedes jugar a alternar la decoración de las piezas entre los lugares de la mesa, para que cada invitado se sienta único al estar rodeado de estilos diferente. 

Los manteles imparten un toque de delicadeza al brunch. La mayoría de las veces se desea que los manteles estén en el espectro más claro del tono elegido, o directamente usar manteles en tonos de blanco.

Los detalles

El secreto está en los detalles… Puedes colocar tarjetas que hagan juego con el centro de mesa, y además decorarlos con acuarelas que imiten el diseño de los jarrones. Por último, decora cada puesto con un pequeño ramillete floral y todo quedará perfecto.

¿Sabes cuál sería un detalle perfecto para tu mesa? Unos cupcakes servidos en taza, y a juego con el tono escogido.

Fuente: lenox.com